Sobre la pantalla de un ordenador se dibuja una red luminosa de puntos en movimiento. Nadie sabe qué representa, pero un joven, fascinado por el enigma, tratará de descubrirlo.

Alegre es un informático free-lance que trabaja para una familia de fabricantes de máquinas tragaperras. Las luchas entre empresas rivales y la corrupción ministerial pueden complicar la existencia de alguien acostumbrado profesionalmente a ver sólo el esqueleto de las cosas. Y, además, surge el misterio de la red cambiante que esperaba en el seno de un ordenador robado...

¿Qué tienen en común el discurso esotérico de una iluminada, las intrigas empresariales del sector del juego, un jardín botánico de hace dos siglos y la incansable actividad de un editor de revistas porno, con las figuras que se hacen y deshacen en la pantalla? El día intermitente juega con una variante contemporánea del viejo tema del manuscrito hallado. En vez de los borrones o raspaduras que velan el último sentido, encontramos aquí el eco electrónico, el reflejo abstracto de una realidad imprevisible.

Toda una visión del mundo, la que realiza con tranquilidad absoluta la escalofriante operación de reducir el universo a relaciones formales, tiene en esta novela lo que tal vez sea su primera aparición narrativa.

El día intermitente es la primera novela de José Antonio Millán, quien ya había hecho un excelente debut como narrador con el libro de cuentos Sobre las brasas.

El día intermitente (José Antonio Millán)

€ 4,00Price