«”¡Aquiles […] el más sublime de los aqueos! Eres más fuerte que yo y me superas no poco con la pica, pero quizá yo en juicio te aventajo mucho, porque tengo más edad que tú y sé más cosas” (19,216). Homero afirma aquí que la estrella personal de Odiseo, Arturo α Boötis (de magnitud -0,04), no es tan brillante y poderosa como la de Aquiles, Sirio α Canis Majoris (de magnitud -1,4), pero sí de mucha “más edad”, pues ha estado a la vista sobre el hemisferio norte desde tiempo inmemorial».

Historia de un hallazgo

Conviene, para entrar un poco en ambiente y asumiendo el mal gusto intrínseco en el hecho de hacer una reseña hablando del reseñador, explicar un poco cómo este libro llegó a mi poder, o cómo yo llegué al suyo, que quién sabe a qué lado se hallan en toda esta cuestión las fuerzas causales y las casuales. Allá va, y que los astros lo vean.

Lo localicé en un frío rincón de un estante de una estantería de una estancia de una librería que no suelo frecuentar. No suelo frecuentar el rincón ni el estante ni la estantería y ni siquiera la estancia, pero sí la librería. Tras ojear el interior (del libro, no de la librería ni del rincón ni del estante ni de…), me pareció curiosón y pintoresco, y además los autores se apellidaban igual que el autor del último libro que yo había reseñado: Wood. “Ante una señal cósmica me hallo”, pensé; pero el precio del ejemplar, rebajado aunque no tanto, me persuadió para que dejara dormitar a los Wood en el rincón del cual los había rescatado.

El enigma de la Ilíada(Florence Wood- Kenneth Wood)

€ 5,00Price