Mario tiene casi tres años y no habla. Sin embargo es cariñoso y se comunica a su manera con su entorno. Pero algo no cuadra y un diagnóstico tardío despierta sensaciones abandonadas y heridas dormidas. El duelo tiene un principio y un fin y la lucha incansable por traer a Mario a nuestro mundo hace brotar una sonrisa eterna al leer cada línea de esta historia.
El día 19 de enero nació el bisabuelo de Mario, del que él ha heredado su nombre. También es San Mario. Casi nada en la vida es por casualidad. El día 19 de enero todos despertamos a una vida nueva. En la vida pocas veces tenemos la suerte de aprender a ser mejores.

LA ALEGRIA MUDA DE MARIO (AMAYA ARIZ ARGAYA)

€ 5,00Price