Es evidente. Basta repasar los documentos gráficos de los años 1975 a 1980 para advertir que la "actividad ovni" en el mundo se ha multiplicado. En mis anteriores libros -Los visitantes y Terror en la Luna-, que complementan el presente trabajo, resulta elocuente que estas naves ajenas a la Tierra han ido incrementando sus apariciones sobre el planeta. Pero esos miles de avistamientos durante las primeras décadas del siglo XX han alcanzado ahora, en los últimos tiempos, índice de gran "oleada". Parece como si los tripulantes de los ovnis tratasen de acelerar el inevitable proceso de concienciación cósmica del ser humano. Parece como si otras "humanidades" siderales, infinitamente más sabias y evolucionadas que la nuestra, se sintieran especialmente "preocupadas" por el signo actual de los tiempos en este viejo y hermoso planeta azul. Parece como si presintieran algo...

La gran Oleada (J.J Benítez)

€ 4,00Price