En Muerto hasta el anochecer, Sookie Stackhouse es una camarera que vive en Bon Temps, un pueblo tranquilo donde casi nada pasaba excepto el tiempo. Dos años atrás los vampiros habían salido de sus ataúdes y se presentaron al mundo después de que una empresa japonesa desarrollara una sangre sintética que ayudaría a las personas. Los vampiros vieron este descubrimiento como un modo de sobrevivir sin tener que atacar a los humanos. De este modo, decidieron que querían ser considerados ciudadanos legalmente.

Sookie vive desde que tenía 7 años con su abuela Adele. Ella es telépata. Su hermano Jason también vivía con ellas pero, cumplida la mayoría de edad, se fue a vivir a la casa que fue de sus padres (ellos murieron arrastrados en un puente sobre un río).

Bill Compton entra al bar donde Sookie trabaja y se enamora de él, ya que no puede saber lo que está pensado debido a que está muerto. En la primera visita Sookie salva a Bill de unos drenadores de sangre de vampiro (la sangre de vampiro o zumo V es una droga altamente adictiva e ilegal en el mercado) y Bill le devuelve el favor cuando los mismos asaltantes que le atacaron, los Rattrays atacan a Sookie.

Al mismo tiempo, en Bon Temps, las muertes de mujeres en extrañas circunstancias aterrorizan al pueblo; algunas de estas víctimas tienen mordeduras de vampiro en sus cuellos. En el pueblo todos terminan pensando que Jason es el culpable y Sookie le pide a Bill que la lleve a un bar de vampiros en Shreveport llamado Fangtasia dirigido por el vampiro Eric Northman, para averiguar quién es el asesino. Eric pronto descubre la habilidad de Sookie y le ordena que le ayude a saber quién está robando dinero del bar, Sookie descubre que Malasombra (vampiro) es el responsable. Al verse descubierto, Malasombra ataca a Sookie, pero Eric mata a Malasombra

Muerto hasta el anochecer (Charline Harris)

€ 4,00Price