Cosa tan natural era para Ocnos trenzar sus juncos como para el asno comérselos. Podía dejar de trenzarlos, pero entonces ¿a qué se dedicaría? Prefiere por eso trenzar los juncos, para ocuparse en algo; y por eso se come el asno los juncos trenzados, aunque si no lo estuviesen habría de comérselos igualmente. ...

Fecha de publicación original: 1942

Autor: Luis Cernuda

Género: Poesía

Ocnos (Luis Cernuda)

€ 4,00Price