Prólogo
    Extractos de periódicos y revistas de 1958, que daban detalles sobre el incendio.
    El famoso pintor Kazuhiko Matsubara, de 33 años, murió ayer al incendiarse su casa, donde se reponía de una enfermedad. Se desconoce la causa del siniestro pero se piensa que fue un cortocircuito o una colilla mal apagada.
    El hijo del pintor, Michitaro Matsubara, y dos compañeros de escuela, Ikuo Onda y Ryosaku Uno, afirman que vieron una figura de murciélago subir por la escalera de la casa exhalando fuego. La policía, que no ha podido descartar el incendio premeditado, está analizando estas declaraciones.
    El cuerpo del perro del pintor, un terrier llamado Lulu, se halló acurrucado en la almohada, junto a su amo. Tal demostración de lealtad arrancó lágrimas a todos los testigos.

Un beso de fuego (Masako Togawa)

€ 3,00Price
  • Ellos: Parecen fuertes pero su visión fatalista del futuro las pesadillas de una infancia común poco grata y la indomable atracción por el fuego los obligarán a una rendición que tiene el sabor de la derrota.