Si es verdad que Safiya cometió adulterio, más cierto es que su verdadero pecado fue haber nacido mujer en un país y en un tiempo ingratos. Las protestas internacionales la salvaron y ahora es una mujer libre, pero el suyo no es un caso aislado, y las palabras de Mi vida, que se publica de forma simultánea en muchos países de Europa, nos llegan del infierno para recordarnos que la injusticia es cosa de todos.

Yo. Safiya (Safiya Hussaini , Raffaele Masto)

€ 3,00Price